​Juegos

"Este juego pertenece a todos los pueblos y a todas las épocas y nadie puede saber qué divinidad lo regaló a la Tierra para matar el tedio, agudizar el espíritu y estimular el alma" (Stephen Zweig).